Blog

Para analizar este tema hemos de partir de de la sentencia del Tribunal Supremo de 9 de mayo de 2.013,  en  el  que  se  declararon  nulas  por  abusivas  las  cláusulas  suelo  incorporadas a los contratos de préstamos hipotecarios  que  establecían  un  tipo  mínimo  de  interés  o  un  tipo  mínimo  de  referencia, cuando no se proporciona al consumidor una información suficientemente  clara  y  a  la  espera  de  la  decisiva  sentencia  del  Tribunal  de  Justicia  Europeo  sobre  el  alcance de los efectos en  el  tiempo  de  la  declaración  de  nulidad,  es  necesario  preguntarse  qué  consecuencias tendrá  en  nuestra  declaración  de  la  renta  la  devolución  de  esos  intereses indebidamente abonados. ¿Debemos incluirlos en nuestra declaración de IRPF?. ¿Se  considera  ganancia  patrimonial?.

En  principio da  igual  que  los  intereses  se  devuelvan  desde  la  fecha  de  la  sentencia  mencionada  o  haya  que  ir  al  momento  de  la  firma  del contrato  de  préstamo,  porque  lo  que  verdaderamente  necesita  saber  quién contrajo el préstamo, es que tratamiento fiscal van a tener esos intereses,  independientemente  de  cual  sea  el  momento  que  se  tome  de partida,  por  tanto se suscitan diversas preguntas, ¿qué tratamiento tributario  tendrán  estas  cantidades?, ¿hay que declararlas?, ¿es ganancia patrimonial?, ¿en qué afecta a las declaraciones de la Renta anteriores?.

Información emitida por la AEAT:

  1. a) La devolución de  intereses

La Agencia Tributaria,  incluyó  entre  sus  «preguntas  frecuentes»,  un apartado  dedicado  a  este  asunto, y  a  la  pregunta  de  “qué  ocurre  con  esas cantidades  devueltas  por  la  entidad  bancaria”,  indica  lo  siguiente:

«La  devolución  por  parte  del  banco  de  los  intereses pagados por préstamos hipotecarios  en  virtud  de  la  anulación  de  las  cláusulas  suelo  no  supondrá  rendimiento  o  ganancia  para  el  contribuyente  al  considerarse que  su  pago  constituye  únicamente  una  aplicación  de  renta  siempre  que dichos  intereses  no hayan sido objeto de deducción por parte del contribuyente  de  los  rendimientos del capital inmobiliario o de los rendimientos  de  actividades  económicas”.

Por  tanto,  el  contribuyente  debe tener  en  cuenta  dos  posiciones diferentes:

– Si  en  ningún  ejercicio  anterior  se  hizo  deducción  en  la  declaración de  la  renta  de  los  intereses  indebidamente  pagados,  no  integrará  en su  declaración  las  cantidades  percibidas  por  este  concepto.

– Si  por  el  contrario,  dichos  intereses  formaron  parte  de  la  deducción por  inversión  de  vivienda  habitual,  en  este  caso  el  contribuyente deberá  proceder  a  regularizar  las  deducciones  practicadas  de  aquellos ejercicios  en los  que  incluyó  en  la  base  de  la  deducción  los   intereses devueltos  conforme a  lo  dispuesto  en  el  artículo  59,  del  Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, aprobado por Real Decreto 439/2007, de 30 de marzo, añadiendo las cantidades indebidamente  deducidas  por  tal  motivo a las cuotas líquidas devengadas,  más  los  intereses  de  demora  a  que  se  refiere  el  artículo 26.6,  de  la  Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria».

  1. b) Otra pregunta, que igualmente  interesa a todos los contribuyentes, es: ¿qué  ocurre con  los  gastos  como  consecuencia  de  la  interposición  de  la  demanda  para  obtener  la  nulidad  de  la  cláusula?

Ineludiblemente y  como  consecuencia  de  la  interposición  de  la  demanda, el contribuyente habrá tenido que abonar los honorarios de abogado y procurador,  ¿procedería  incluirlos  de  algún  modo?.

La Agencia Tributaria señala al respecto, que estos gastos se realizan precisamente para eliminar o rebajar los intereses que se consideran indebidamente  abonados,  y  dada  esa  circunstancia,  podrán  incluirse dentro  de  la  base  de  deducción  por  inversión  en  vivienda  habitual  en  el ejercicio  en  que  dichos  gastos  se  hubieran  producido.

Comparte en la red...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Bufete de Miguel y Soria: 30 años de experiencia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!